• Isabel Haces

Mi Tribu

Actualizado: 30 de nov de 2020

Existe un proverbio africano que dice: “Se necesita una aldea para criar a un niño”. Esta frase se refiere a que la maternidad no debe de vivirse sola, y ahora les platico por qué.


Siempre he sido súper amiguera. Tengo a mis amigas de toda la vida, mis amigas de la universidad, mis amigas de viajes que he hecho, las de la infancia, las del trabajo y la lista sigue. Siempre me he sentido bendecida por tener tanta gente bonita a mi lado. Pero por alguna razón, cuando nació mi primer hijo me sentí completamente sola. Nació en noviembre así que era invierno y yo estaba aprendiendo a ser mamá en un departamento frío y pequeño en la Ciudad de México sola porque mi esposo tenía que salir a trabajar.


Un día, me atreví a salir a los juegos del condominio con mi bebé en brazos, literal sentí como si hubiera salido de una cueva oscura. Y ahí ocurrió la magia. Había otras mamás con sus bebés, que al igual que yo, criaban. Pero la diferencia es que no criaban solas, criaban juntas. Al final se volvieron mis amigas. Y ellas me adoptaron en su grupo de mamás y se convirtieron en mi TRIBU. Así es, como en Africa. MI tribu, en donde jamás me volví a sentir sola. En donde las observaba como cada quien criaba a su manera, pero nadie juzgaba a nadie, todas nos apoyábamos, todas nos acompañábamos, nos sosteníamos en lo días difíciles y nos reíamos en los días buenos.

Nuestros hijos hicieron muy buenos amigos, y siempre había un buen pretexto para una rebanada de pastel o una taza de café mientras los niños corrían a nuestro alrededor. Nunca nos dio pena vernos en fachas, o que nuestra casa estuviera desordenada, sabíamos que era parte del show.


Cuando tienes una red de apoyo, o tribu, ya sea amigas, primas, hermanas, tías, o lo que sea, de mujeres con buena vibra, con buenos y sanos consejos, es totalmente enriquecedor para ti como madre. La maternidad no debe de vivirse sola. Se tiene que disfrutar con personas que te quieren y que estén ahí cuando las necesites. Y ellas también van a necesitar de tu apoyo. Es hermoso ver cómo tus amigas de toda la vida también se convierten en mamás y lo hacen con tanto amor como si lo hubieran hecho toda la vida.


Varias mentes siempre piensan mejor que una, y vaya que cuando una es mamá, a veces se nos bloquea el cerebro de tanto cansancio.

Yo le decía a una amiga; “De que te encierres en tu casa con tu hijo y yo me encierre en mi casa con el mío, pues mejor nos encerramos juntas”.


Una ida al parque, un día de campo, una tarde de juegos siempre va a ser mejor cuando se comparte con alguien más.

Te invito a que no críes sola. A qué identifiques quien es tu tribu, y consérvala amiga mía, conserva esa tribu, porque esas mujeres son poderosas y valiosas, serán como tías para tus hijos y crearás momentos con ellas que se quedarán en tu corazón y en el de tus hijos para siempre.


¿Quién es tu tribu? Etiqueta a las mujeres que han sido importantes para ti durante tu maternidad.


Autora: DS


0 comentarios